¿Qué es la dieta vitalista?

Volver a lo natural para lograr el peso deseado

Es interesante conocer todas las dietas que se encuentran en el mercado, por ello qué mejor que conocer qué es la dieta vitalista, un método que promete ayudarte a conseguir el peso ideal.


640px-Fresh_cut_fruits_and_vegetables

Si bien las dietas que se encuentran más de moda son aquellas que se caracterizan por ser rápidas y restrictivas, existen otras que se basan en una alimentación más natural y equilibrada. En este último grupo se puede ubicar la dieta vitalista.

¿En qué consiste?

La dieta vitalista se funda en la calidad de alimentación, a partir de la cual mejora la calidad de vida y la salud de quien padece sobrepeso y/o obesidad.

Para los creadores de la dieta vitalista, “Comer mejor es vivir mejor”. Pero ¿qué es comer mejor? Pues bien, comer mejor es comer lo que el cuerpo necesita, disfrutando de los alimentos y de las comidas preparadas con ellos.

Otro de los aspectos importantes de esta dieta es la depuración, ya que se cree que las toxinas en el cuerpo pueden provocar diversas enfermedades cardiovasculares y patologías degenerativas. Pero este proceso de desintoxicación es diferente a las dietas depurativas tradicionales, porque es lento y efectivo.

El objetivo de la desintoxicación es regenerar la función de los órganos, para poder bajar de peso en forma efectiva y sin perder la energía vital.

Características de la dieta vitalista

  • Fomenta el cambio de hábitos. Modificar los hábitos alimentarios incorrectos, así como también las costumbres o rutinas que atentan contra la alimentación saludable y la pérdida de peso.
  • Distribución de comidas. Se distribuye en 5 comidas diarias.
  • Dieta depurativa pero equilibrada. Se basa en cambios de hábitos que te permitan eliminar toxinas, sin perder energía. Se debe beber dos litros de agua por día, para favorecer la eliminación de residuos.
  • Posee una rutina alimentaria basada en alimentos y preparaciones saludables. Para la dieta vitalista, el “ayuno” o el “no comer” no es una opción saludable. Muy por el contrario, la dieta se basa en comer alimentos saludables, teniendo en cuenta tus gustos y necesidades.
  • Estimula la eliminación de alimentos que ocasionan adicción. Existen alimentos que son adictivos, como los alimentos ricos en azúcares simples y grasas saturadas y trans.

Esta dieta tiene dos características principales, basadas en la depuración del cuerpo y cambios de hábitos para adelgazar, a través de una dieta adecuada. Para ello, se sugiere la incorporación de alimentos con propiedades desintoxicantes, como por ejemplo verduras (col, brécol, coliflor, berros, perejil, apio, ajo, cebolla), carnes (pescado azul), legumbres y cereales integrales, aceite de oliva y cítricos.

Se sugiere consumir alimentos frescos a cocidos. Se aconseja que el 50% de los alimentos que se consumen sean crudos. Al incorporar alimentos crudos a tu dieta, estás sumando vitaminas, minerales y sustancias orgánicas que con la cocción se perderían.

Como bien dice su nombre, esta dieta busca que pierdas peso y a la vez que aumentes tu vitalidad.

640px-Fresh_cut_fruits_and_vegetables

¿Cuáles son los pros de la dieta vital?

  • Se trata de una dieta natural, que no acepta la ingesta de preparados, ni suplementos alimenticios para perder peso.
  • Busca cambios de hábitos para que el resultado sea efectivo y duradero.

¿Cuáles son las contras de la dieta vital?

  • Es necesario comprar el libro para conocer el plan alimenticio y la dieta específica.

Antes de comenzar una dieta es necesario conocerla en profundidad y adaptarla a tus necesidades, por ello siempre es conveniente consultar con tu médico.




Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+

MENSAJE IMPORTANTE

La misión de APP y sus colaboradores es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.