Cómo usar los diferentes tipos de menta para adelgazar

Una de las hierbas más frescas y buenas para tu dieta

¿Te gusta la menta? Pues no hay razón para no usarla en cualquier dieta, sea en la forma que sea. Es una planta diurética, muy digestiva, que ayuda al hígado y que hasta elimina líquidos retenidos. ¿Se le puede pedir algo más? Mejor lee la nota y aprender a utilizarla de toda forma.


menta

Qué tipos de menta para adelgazar puedes usar

  • Menta piperita. Una menta con muchísimo aroma a limón, que es absolutamente deliciosa. Es refrescante, pero también tiene esa cosa súper digestiva y alimonada que tiene, por ejemplo, el cedrón.
  • Menta tradicional. De hojas en forma de pique, no tan rugosas y con un predominio de la esencia de menta, fresca, sabrosa y tremendamente aromática. Sus capacidades digestivas y deshinchantes la convierten en una excelente opción para perder peso. Es muy buena diurética.
  • Hierbabuena. Sus hojas son un poco más rugosa y su aroma tiene toques más herbales y también alimonados. Puede usarse perfectamente igual que a la menta convencional o spicata.
  • Menta poleo. La menta poleo tiene de diferencia con la menta convencional quizás un sabor más mentolado. Está especialmente indicada para aquellos que sufran problemas de hígado, como la esteatosis, por ejemplo. Se puede combinar perfecto en estos casos.

Cómo puedes usar esos tipos de menta

  • En infusión. Simplemente colocas el tipo de menta que tengas, fresca o seca, adentro de una taza de agua a punto de hervor. Si es fresca, siempre un poco más de cantidad. Tapas la taza, dejas reposar unos minutos, cuelas y bebes.
  • En aguas saborizadas. Si quieres preparar agua de menta, no tienes más que colocar algunas hojas o ramitas de menta, apenas machacadas para que suelten su sabor y aceites esenciales. La dejas reposando en la nevera un par de horas y ya estará lista para tomar. Obviamente, se puede combinar con lo que se te ocurra: limón, naranja, pepino, jengibre y un largo etcétera.
  • En batidos. Unas hojas de menta a cualquier batido que consumas habitualmente le van a venir muy bien. Y no sólo por cuestión de propiedades, sino también de sabor.
  • En comidas. Acostúmbrate a usar menta fresca en ensaladas, salsas como el pesto y en algunos postres. Ya sabes bien que es saludable y es una grata forma de encontrarle un uso diferente.

Algunas recetas puntuales con menta

Todo muy lindo, pero… ¿En qué recetas más diversas se puede usar la menta? Pues en muchísimas por suerte. ¿Quieres conocer alguna de ellas? Eso no será ningún problema. Ya sea para eliminar líquidos retenidos, gases, para poner a trabajar mejor la digestión y demás, la menta estará para ayudarte.

  • Digestiva infusión con comino.Una combinación de menta y comino puede llegar a ser fabulosa si lo que estás padeciendo en estos momentos es un problema de hinchazón y gases. Pero también para activar tu sistema digestivo y ponerlo a trabajar bien.
  • Remedio depurativo con alcachofa.Una excelente receta para depurar el hígado, sin dudas. Combinando alcachofa y menta obtendrás un remedio refrescante, perfecto para limpiar la región hepática.
  • Mix con pepino y limón. Una mezcla fabulosa por donde se la mire. Buena para el hígado, anti gases, digestiva, buena para el metabolismo y también para eliminar líquidos retenidos. ¿Se le puede pedir algo más?

¿Cómo te gusta usar la menta?

Ver resultados

Loading ... Loading ...



Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+

MENSAJE IMPORTANTE

La misión de APP y sus colaboradores es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.