Probióticos: nuevo tratamiento para hígado graso no alcohólico

Reduce la lesión hepática a partir de mejorar la flora intestinal

Si padeces de hígado graso no alcohólico y sobrepeso, sabes que necesitas una dieta especial. Pues bien, ahora puedes agregar probióticos como nuevo tratamiento de dicha patología. Al parecer,  son ideales para reducir la lesión hepática a partir de mejorar la flora intestinal.


640px-SG_Yakult_4_flavours

¿Qué es el hígado graso no alcohólico o HGNA?

El hígado graso no alcohólico (HGNA) es una enfermedad asociada a la obesidad, y una de sus principales causas son los malos hábitos alimentarios. Estos hábitos nocivos pueden provocar un aumento de toxinas provenientes de una mala digestión y metabolización de nutrientes.

Este proceso puede perjudicar la salud hepática, por ello incorporar probióticos a la dieta puede ser un nuevo tratamiento efectivo para combatir el HGNA.

Recientemente se realizó un estudio interesante que investigó la incorporación de probióticos a la dieta para el tratamiento natural del hígado graso. Pero para comprender sus beneficios es importante conocer la relación que existe entre el hígado graso y la flora intestinal.

Flora intestinal: ¿qué relación tiene con el hígado graso no alcohólico?

Al parecer, la microflora del intestino tendría impacto en el desarrollo de HGNA. Los microorganismos que habitan en la flora intestinal pueden impactar negativamente sobre el hígado.

Los productos de fermentación, como el etanol, amoníaco y acetaldehídos (sustancias obtenidas a partir de la fermentación de diferentes nutrientes), se metabolizan directamente en el intestino. Por otro parte, las sustancias tóxicas, productos de ciertas bacterias que viven en el intestino, podrían lesionar al hígado.

Es decir que los residuos y sustancias tóxicas provocadas por la metabolización de ciertos nutrientes puede ser la causa de hígado graso no alcohólico.

Ahora que conoces la relación entre intestino e hígado, te comentaré por qué los probióticos pueden ser un nuevo tratamiento natural para combatir el HGNA.

Acción de los probióticos sobre la lesión hepática

  • Reduce la acción de bacterias patógenas. Al parecer, la incorporación de probióticos a la dieta reduciría el impacto de las bacterias patógenas en el desarrollo de hígado graso no alcohólico.
  • Incrementa la producción de factores antimicrobianos que mejora la flora intestinal. El más importante es el AGCC, producido por el Lactobacillus. Este factor reduce el pH del intestino e inhibe la formación de bacterias nocivas para la salud.
  • Mejoran las defensas del intestino. Este mejoramiento disminuye la producción de bacterias y evita que las toxinas perjudiquen el hígado.
  • Disminuye la endotoxemia. Gracias a los probióticos se produce una acción antiinflamatoria que provoca una reducción de las endotoxinas plasmáticas que desencadena el hígado graso.

640px-SG_Yakult_4_flavours

Los probióticos no sólo ayudarían a tratar el hígado graso, sino también el sobrepeso y otras enfermedades asociadas, como la hipercolesterolemia y la hipertrigliceridemia. Esto es algo que también beneficia al tratamiento del hígado graso.

Si bien todavía faltarían más estudios, estos resultados son prometedores para aquellas personas que, como tú, sufren de hígado graso.


Etiquetas:


2 Comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar
2016-02-26 16:40:03

hola tengo higado graso y sobre peso no puedo bajar y como se llaman los probioticos o medicamentos que tengo que tomar y como y una dieta especifica gracias por su ayuda

Me gusta: Thumb up 0 Thumb down 0

 
2014-04-15 20:37:25

Hola, tengo sobrepeso y no pueo bajar, no soy de comer demasiado, me pueden ayudar?

Me gusta: Thumb up 0 Thumb down 0

 

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+

MENSAJE IMPORTANTE

La misión de APP y sus colaboradores es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.