Cómo la grasa de la dieta se transforma en el hígado

Aumento de grasas en sangre y en el tejido adiposo

Las grasas son nutrientes esenciales de la dieta, pero si no se las consume en cantidad y calidad adecuada puede ser perjudicial para la salud. Por ello, es interesante que conozcas cómo es el proceso en el cual la grasa de la dieta se transforma en el hígado aumentando las grasas en sangre y en el tejido adiposo.


Tabla_de_embutidos_y_queso,_chato_de_vino_y_bocadillo_de_jamón

El hígado es el órgano que se encarga de la metabolización de los nutrientes principales, dentro de los cuales se encuentran las grasas.

Del 95 al 98% del total de las grasas ingeridas con los alimentos está en forma de triglicéridos. En el estómago las grasas se digieren preparándolas para pasar al intestino donde se emulsionan gracias a los ácidos biliares producidos por el hígado y segregados por la vesícula.

Parte de estos ácidos grasos son absorbidos en la mucosa intestinal y transportados al hígado. Si la absorción de grasas es excesiva estas pueden provocar hígado graso, que puede complicarse aún más si comes azúcares simples en demasía.

Por otra parte, las grasas del hígado pueden ser liberadas a la sangre provocando un aumento de colesterol y triglicéridos en sangre, ocasionando complicaciones propias de la obesidad como por ejemplo aterosclerosis.

Por último, los ácidos grasos libres en sangre pueden entrar al tejido adiposo donde se almacenan. Si el tejido adiposo aumenta, tu peso también, y si este tejido es mayor alrededor de la cintura puede ser un riesgo para la salud cardiovascular.

Hoy día, y gracias a ciertas investigaciones científicas, también se conoce la importancia de ciertas proteínas que regularían la lipogénesis (formación de lípidos) a nivel del hígado. Al parecer la función de esta proteína sería crucial en dicho proceso celular.

Tabla_de_embutidos_y_queso,_chato_de_vino_y_bocadillo_de_jamón

Por esta razón las grasas de la dieta deben representar entre el 30 al 35% del valor calórico total, y deben distribuirse de la siguiente forma:

  • Ácidos grasos saturados: no más del 10% de la energía total consumida en forma diaria.
  • Grasas poli insaturados. Entre 6 al 10%
  • Grasas mono insaturadas. Entre 5 al 10%
  • Grasas Trans. No más del 1% de las grasas totales.
  • Colesterol. Menos de 300 mg/día.

Las grasas son nutrientes esenciales para cumplir ciertas funciones corporales. Son necesarias para mantener sanas las membranas, las mucosas e incluso para que las transmisiones nerviosas se realicen satisfactoriamente, pero debes ser consciente de cuántas grasas comes y cuál es su calidad, para que estas al ser metabolizadas en el hígado no sean perjudiciales para la salud.


Etiquetas:


Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+

MENSAJE IMPORTANTE

La misión de APP y sus colaboradores es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.