Cómo adelgacé 20 kilos sin efecto rebote con una dieta low carb, por Vicente

Nada de harinas, azúcares ni cereales lo mantuvieron en peso

Seguramente conoces bien a Vicente T. Él es el responsable del blog No vuelvo a engordar y uno de los máximos defensores que encontrarás en internet de las dietas bajas en carbohidratos y ricas en grasas. Conoce la historia de cómo adelgazó 20 kilos y hoy, después de dos años, no sufre efecto rebote.


VICENTE

Dos años y 20 kilos menos sin efecto rebote

-Has hecho de tu dieta, una dieta baja en carbohidratos y rica en grasas, un estilo de vida. ¿Es esta la mejor forma de tener éxito para perder peso y sentirse bien?

-Yo no sé cuál es la mejor forma de perder peso. Creo que nadie la sabe. Es posible que no exista una solución válida para todo el mundo e incluso es posible que haya gente que para la que no haya una forma de comer que le sirva. He leído muchos estudios científicos y, que yo sepa, no hay ni un solo experimento científico en el que una dieta haya demostrado ser útil para pérdida de peso importante a largo plazo. Y ésa es la pérdida de peso que importa para los que necesitan perder peso.

Cualquier dieta hace perder peso los primeros meses, pero también hacen que lo recuperes más tarde. Tampoco existe, que yo sepa, ese experimento científico que demuestre que añadiendo ejercicio físico sí se puede perder peso. Los experimentos científicos nos dicen que sí hay personas a las que el “come menos” y “muévete más” les funciona, pero son la excepción.

Esos son unos hechos que no se le cuentan a la gente: las dietas hipocalóricas nunca han demostrado ser efectivas para pérdida de peso en un estudio científico. Ni hay razón para que funcionen, porque su fundamento es erróneo. Cuento esto porque me preguntas sobre “convertir la dieta en un estilo de vida”, y se podría interpretar que el problema es abandonar la dieta.

Yo no lo creo: no hay pruebas en la literatura científica de que las dietas funcionen cuando se siguen, por lo que es inapropiado centrar la atención en la víctima: no es la falta de adherencia a la dieta lo que hace que las dietas para pérdida de peso no den fruto. No es el obeso el que falla, es el profesional. El “come menos” debe ser el principal sospechoso, pues no viene avalado ni por la lógica, ni por la evidencia científica, ni por la experiencia cotidiana. Pero quiero dejarlo aún más claro: las personas obesas no lo son por falta de fuerza de voluntad, ni es, a mi entender, su falta de fuerza de voluntad lo que les impide adelgazar.

El sentido común dice que si alguien es capaz de adelgazar y vuelve a sus viejos hábitos, volverá a engordar. Luego tiene sentido pensar que es importante realizar cambios permanentes en nuestra forma de vida, para que eso no suceda. Pero de ese pensamiento no se deduce que sea ésa la razón por la que hasta el momento las dietas fracasan. Ese mensaje carece de más fundamento que presuponer que las personas obesas son débiles de carácter. Y no es así.

En cuanto a si la restricción de carbohidratos puede aportar algo en la pérdida de peso, yo creo que sí puede. Yo creo que, en general, hablar de la composición de la dieta y del estado metabólico del paciente son la clave para encontrar una solución a la obesidad. Seguramente la restricción de carbohidratos no sea la solución para todo el mundo, pero podría serlo para gran parte de las personas que necesitan perder peso. Y otras personas tendrán mejor resultado con otro tipo de dieta.

Pero lo que tengo claro es que no hay ninguna razón para hablar de calorías y negar la importancia de la composición de la dieta. El uso de las calorías en la obesidad es tan absurdo como en cualquier otro caso en el que una persona sube de peso: desarrollo muscular, crecimiento del pelo, un tumor, un embarazo, crecimiento cuando se es niño, etc. En ninguno de esos casos “comer más de lo que se gasta” es la causa del crecimiento, y tampoco lo es en la obesidad. Realmente no se entiende cómo alguien ha llegado a pensar que el balance energético iba a explicar la causa o dar soluciones a la obesidad. Es algo completamente ridículo. Hablar de calorías es ridículo.

Por qué se produce el efecto rebote

-Ya vas dos años en que te mantienes en peso y te sientes cada vez más a gusto con tu cuerpo… ¿Cuáles fueron las claves para evitar el “efecto rebote”?

Así es, llevo 24 meses manteniendo el peso. Mis años de obeso han quedado atrás y me siento realmente feliz con mi estado físico actual.

En cuanto al “efecto rebote”, antes de responder a la pregunta quisiera aclarar el término: el “efecto rebote” es la recuperación del peso que suele venir a continuación de una pérdida de peso. Las dietas nos hacen perder peso durante unos meses, pero también nos hacen recuperarlo a continuación, y a esa recuperación se la denomina “efecto rebote”. Se nos dice que el “efecto rebote” se produce porque la gente abandona la dieta y vuelve a sus viejos hábitos. Pues bien, esa acusación no tiene más fundamento que ocultar que es el método el que no funciona. El efecto rebote se produce aunque la gente mantenga la dieta, como se demuestra en algunos estudios científicos. En mi opinión, el efecto rebote es la consecuencia lógica de la falta de alimento: es la adaptación de nuestro cuerpo a la restricción calórica. “Comer menos” no sólo nos hace perder peso a corto plazo, también nos hace recuperarlo a largo plazo. Nuevamente insisto: la culpa no es del obeso, es del método propuesto por el profesional, que es erróneo.

Todos los estudios de pérdida de peso de suficiente duración publicados en la literatura científica muestran el “efecto rebote”. Todos, excepto dos, que yo sepa. Esos dos estudios, de los años 2006 y 2007, realizados por el mismo grupo de investigadores, emplearon una dieta baja en carbohidratos y sin restricción explícita de calorías. La pérdida de peso fue distinta según el estado de salud de los participantes, pero perdieron entre 20 y 30 Kg en un año. Y lo que es más importante: sin signos de efecto rebote. Típicamente la pérdida de peso se paraliza a los seis meses, y a partir de ahí se recupera el peso perdido. Pero en estos dos estudios, de un año de duración, la pérdida de peso no se ralentizó en ningún momento. No hubo efecto rebote.

En mi caso, y es posible que no sea igual para otras personas, creo que la clave para evitar el efecto rebote fue la restricción de carbohidratos. Las veces anteriores que había intentado adelgazar, siempre recuperaba el peso. Y esta última vez, empecé de nuevo una dieta hipocalórica, pero cuando vi signos de efecto rebote adopté la restricción de carbohidratos y a partir de ese momento nuevamente volví a perder peso. Evité el efecto rebote. También es posible que la alta carga de ejercicio físico ayudara, o incluso puede que fuera determinante, pero si fue así, sólo ayudó cuando la dieta fue corregida. Antes de cambiar la dieta también hacía mucho ejercicio físico, y el peso se estancó.

-Siendo más específicos, ¿podría decirse que el “efecto rebote” sólo es parte de aquellas dietas que funcionan como parche temporario?

-Como decía antes, en mi opinión, una vez encontremos una dieta que nos funcione, no volver a los viejos hábitos será clave. Pero abandonar la dieta no es la causa del efecto rebote. Hay estudios en la literatura científica en los que se demuestra que los participantes siguen cumpliendo con la dieta, y aun así a partir de los seis meses, más o menos, inician la recuperación del peso perdido. Sin dejar la dieta, repito. En mi opinión el efecto rebote es consecuencia de una restricción calórica que nos hace pasar hambre a nivel celular. No tiene que ver con la fuerza de voluntad de la persona.

La teoría del balance energético nos dice que “Comer menos” hará que nuestro cuerpo queme grasa corporal. Pero ésa no es la reacción de nuestro cuerpo ante la falta de alimento: una restricción calórica sostenida lo que hace es cambiar nuestros niveles hormonales y nuestro metabolismo. “Comer menos” pone nuestro cuerpo a la defensiva: le hace eficiente con el gasto energético y se prioriza la recuperación de la grasa corporal perdida. Esa respuesta fisiológica, documentada en la literatura científica casi siempre con la denominación de “termogénesis adaptativa”, es, en pocas palabras, el “efecto rebote”. El efecto rebote no se produce por culpa de la gente que hace la dieta; es consecuencia del erróneo método empleado para adelgazar.

-Seguramente más de uno te debe preguntar si no extrañas los carbohidratos y ya de antemano podemos imaginar la respuesta…

Pues no sé si la gente que lea estas líneas imaginará la respuesta, pero no, no los extraño en absoluto. Y por supuesto me refiero a los carbohidratos en polvo: el azúcar, los cereales, las harinas. Sí consumo abundantes vegetales, como pimiento, berenjena, brócoli, coliflor, vegetales de hoja, etc. Consumo más de esos carbohidratos sanos de lo que lo he hecho nunca. Y respecto de los otros, yo diría que es mucho más sencillo no consumirlos nunca, que consumirlos con moderación, a efectos de “extrañarlos”. Cuando no los consumes, no forman parte de tus pensamientos, no los deseas. Tal y como yo lo interpreto, consumirlos con moderación sería una forma de mantener viva la “adicción”, y eso lo haría más complicado.

En este momento mi relación con la comida es mucho más sostenible que antes. Nunca tengo la sensación de pasarme comiendo ni de haber comido algo que no debía. No me preocupa la cantidad de comida, sólo que sea saludable. Comer ha dejado de ser un problema. Hay gente que dice que comer sano es insostenible a largo plazo. No entiendo ese tipo de afirmaciones.

-Por último, puedes agregar lo que creas necesario.

-Aunque sé que lo he dicho otras veces, no hay ningún interés económico tras mis opiniones. Nada cobro, nadie me paga, no vendo nada, no promociono nada. Soy una persona más, uno más, profesor de profesión, ingeniero de formación. Me interesé por la nutrición para resolver mi problema personal, mi obesidad, y lo que encontré fue que prácticamente todo lo que creemos saber de nutrición, o es falso o carece de fundamento. Por eso sigo interesándome por este tema, porque creo que hay mensajes que hay difundir y que la gente necesita información veraz.

Quizá algunas de las cosas que he contado en esta entrevista le resulten sorprendentes a quien las lea. Pero no hablo por hablar:

  1. No hay ni un sólo estudio científico en el que se haya demostrado que una dieta hipocalórica es un método útil para perder una cantidad importante de peso a largo plazo.
  2. Las dietas hipocalóricas tienen un fundamento erróneo.
  3. Sólo los prejuicios contra los obesos permiten afirmar que las dietas no funcionan porque la gente vuelve a sus viejos hábitos.
  4. Hablar de calorías en la nutrición es una necedad que debe ser corregida.
  5. El efecto rebote es la reacción fisiológica de nuestro cuerpo a la falta de alimento. Creo que la evidencia científica respalda mis opiniones.

Otras notas de Vicente que puedes leer

Por suerte, Vicente ya ha colaborado en más de una ocasión con A Perder Peso, siempre dejando testimonios notables como el que acabas de leer. ¿Quieres repasar sus antiguas participaciones? No te vayas a perder entonces de estas notas.

  • La carne y el cáncer. Una de sus últimas colaboraciones fue a partir de los dichos de la OMS sobre el consumo de carnes rojas y el cáncer. Para él, lo expuesto por el máximo organismo de salud mundial, no es más que una operación tendenciosa guiada por intereses.
  • La dieta con la que perdió 24 kilos. La clave de su alimentación para ponerse en forma fue llevar una dieta baja en carbohidratos. Así, de la mano de alimentos naturales, sin procesados, logró conseguir su meta de verse y sentirse bien.
  • Su postura acerca de las grasas. Para él, comer grasa no está nada mal. Incluso, o sobre todo, las saturadas. Conoce una postura que puede parecerte curiosa, pero que está avalada por varias investigaciones científicas.

¿Has sufrido/sufres efecto rebote cuando haces dieta?

Ver resultados

Loading ... Loading ...



2 Comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar
2017-08-07 01:03:57

QUIERO PERDER 20 KILOS Y NO LO CONSIGO NECESITO QUE ME AYUDEIS GRACIAS UN SALUDO

Me gusta: Thumb up 0 Thumb down 0

 
2015-12-23 02:16:30

no puedo perder peso

Me gusta: Thumb up 0 Thumb down 0

 

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+