Qué es la densidad calórica y cómo puede ayudarte a adelgazar

Herramienta para seleccionar alimentos ideales para perder peso

Sabías que cada alimento posee una densidad calórica específica y conocerla puede ser de gran utilidad. Pues bien, si necesitas adelgazar es importante que conozcas qué es la densidad calórica y cómo esta herramienta puede ayudarte a adelgazar más fácilmente.


dieta

Existen muchas herramientas de las cuales te puedes valer para seleccionar correctamente los alimentos que te permitan adelgazar. Puedes tener en cuenta los nutrientes principales de los mismos, como por ejemplo alimentos ricos en fibra o alimentos ricos en proteínas. Por otra parte, puedes elegir los alimentos teniendo en cuenta su Índice Glucémico (IG) o su densidad calórica.

Para que comprendas cómo la densidad calórica puede ayudarte a adelgazar, es necesario que conozcas qué es.

¿Qué es la densidad calórica?

La densidad calórica es la cantidad de energía metabólicamente disponible por unidad de volumen de alimento. Es decir que, la densidad calórica es la relación entre las calorías que el alimento aporta sobre el volumen del mismo.

La fórmula de Densidad Calórica sería: Cantidad de calorías/ Volumen (gr.)

Si la cantidad de calorías superan a la del volumen, la densidad calórica será positiva. Lo cual está indicando que ese alimento más calorías que gramos, por lo tanto podría provocar un aumento de peso.

Si la cantidad de calorías en menor al volumen la densidad calórica será negativa, por lo tanto ese alimento aportará menos calorías que gramos y sería un alimento ideal para adelgazar.

Teniendo en cuenta la densidad calórica, se pueden dividir los alimentos en alimentos con muy baja densidad calórica, alimentos con baja densidad calórica, alimentos con moderada densidad calórica y alimentos con alta densidad calórica.

Los alimentos apropiados para adelgazar, serán los pertenecientes a los dos primeros grupos (frutas frescas, vegetales, lácteos desnatados, infusiones sin azúcar, gelatina light, legumbres, cereales integrales y carnes magras, entre otros). En el caso de los alimentos del tercer grupo podrías consumirlos en forma moderada, mientras que deberías eliminar los alimentos del cuarto grupo (snacks, frituras, mantequilla, salsas como la mayonesa, amasados de pastelería y chucherías, refrescos regulares, entre otros.).

Ahora que conoces qué es la densidad calórica, es importante que sepas cómo te puede ayudar a perder peso.

¿Cómo puede ayudarte a adelgazar la densidad calórica?

Reduciendo el hambre y la ansiedad. Básicamente, los alimentos con muy baja o baja densidad calórica te brindan saciedad. Este es el caso de los vegetales y frutas, así como también los cereales integrales y las legumbres. Incluso la carne brinda saciedad. En mucho volumen hay pocas calorías. Incluso a muchos de estos alimentos se los conoce como alimentos con calorías negativos. Tal es el caso de la mayoría de las frutas y los vegetales de hojas, el tomate o la zanahoria.

Si bien esta información es de muy útil, quizás te estés preguntado cómo puedes llevarla a la práctica. Es muy fácil, para ello necesitas conocer la información nutricional del producto en cuestión. En el aparecerá la cantidad de calorías por porción en gramos. Divide ambas cifras y obtendrás un resultado numérico. Si es positivo o mayor a 1 se trata de una alimento de moderada o alta densidad calórica, y si es negativo o menor a 1 se trata de un alimento de baja o muy baja densidad calórica.

Por último, ten presente que conocer la densidad calórica de los alimentos, te puede ayudar a adquirir hábitos saludables que te permita permanecer en tu peso ideal o habitual.

Densidad Calórica




Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+

MENSAJE IMPORTANTE

La misión de APP y sus colaboradores es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.