Cirugía bariátrica: es más fácil tomar la decisión en familia

Bypass gástrico para toda la familia

La obesidad es una enfermedad que en ocasiones predomina en todos o
casi todos los miembros de una familia, al compartir los hábitos alimenticios y el estilo de vida sedentario. Si usted o algún familiar padece de obesidad, la cirugía bariátrica puede ser una excelente opción para usted. De esta manera al perder peso recuperará su salud y tendrá una mejor calidad de vida.


Cirugía para adelgazar

Por qué la obesidad está marcada por antecedentes familiares

Jennifer Christensen y su madre, Josephine, planean el festín lleno de comida que tendrán para celebrar el cumpleaños número 22 de Jennifer, mientras la comida de ese día sigue cocinándose en el horno. Esperan una gran reunión en su casa: la tía y la cuñada de Jennifer, sus dos tíos, su mejor amiga y quizá un primo. Pero aunque todo el grupo ama cocinar y comer, no comerán tanto como lo hacían antes. Cada uno de ellos se hizo una cirugía para reducir su estómago, y la fiesta será con poca comida esta vez.

Mientras que las cirugías bariátricas o de reducción, cada vez se vuelven más populares (especialmente el lap band y el bypass gástrico), los médicos y otros expertos han notado una relación entre aquellos que buscan realizarse el procedimiento. En muchos casos, son familiares. Como muchos problemas médicos, la obesidad corre dentro de las familias, y esto, de acuerdo al Dr. Ashutosh Kaul, hace que la cirugía bariátrica sea “contagiosa”.

La experiencia familiar en cirugía bariátrica ayuda

El Dr. Kaul estima que de los 500 pacientes que se realizaron esta cirugía el año pasado, 70 u 80 % fueron referidos por familiares o amigos que se habían hecho la cirugía anteriormente. Esto puede ser debido a la mejora de los familiares y amigos, que se observa en la vida diaria de aquellos que han perdido mucho peso. “Se observan fotos antes y después en las revistas, pero hasta que se llega a casa y se observan 24 horas en la vida de una persona, es cuando se observan los resultados”, comenta el Dr. Kaul. “Cosas tan simples que no se muestran en las estadísticas, como ser capaz de caminar del carro a la casa y no fatigarse, o caber en un asiento de avión.”

A nivel mundial, el número de familias cuya apariencia, salud y vidas han sido transformadas, se ha incrementado en los últimos años, a pesar de la tasa de fatalidad de la cirugía, que es de 1 en 200 pacientes, de acuerdo a estudios realizados por cirujanos. Este año se espera que 170 mil personas se realicen alguna de estas cirugías bariátricas.

El procedimiento no es para cualquier persona que tenga problemas de sobrepeso. Las aseguradoras cubren el procedimiento de $25 000 sólo para aquellas personas que tengan 40 kilos de más y en quienes padezcan al menos dos enfermedades relacionadas con la obesidad, como presión sanguínea alta o diabetes.

La cirugía bariátrica puede romper con el patrón de obesidad hereditaria

Arlene Mershell, de 46 años, dijo que la cirugía para reducir su estómago rompió toda una cadena, pues revirtió un patrón de obesidad que ha estado en su familia por generaciones. “Yo le copié a mi mamá y mi hijo me copió a mi”, dice Arlene. “Siempre que me encontraba feliz, comía. Cuando estaba triste, comía. Nos quedábamos en casa, veíamos tele y comíamos.”

Para detener esta rutina destructiva, la Sra. Mershel se realizó una cirugía de bypass gástrico en noviembre del 2001. Su estómago, hasta entonces del tamaño de un balón de futbol, y se redujo al tamaño de una pelota de golf. Se reconectó al intestino delgado, que absorbe y procesa gran parte de la ingesta calórica. Desde entonces ha perdido más de 50 kilos, bajando de una talla 24 a una talla 8.

Al ver los resultados, su hijastra, ahora de 26 años, también se realizó la cirugía. Una buena amiga y el amigo de su esposo también lo hicieron. Y el próximo es su hijo de 16 años, Anthony Chiulli, quien usa talla 2XX, se realizará la cirugía.

Anthony comenta “al ver a mi mamá y los resultados que obtuvo, me decidí por la cirugía, esperando poder detener el ciclo en el que ha estado mi familia”.

El Sr. Mershell dice que apoya la decisión de Anthony, a pesar de sus preocupaciones acerca de la tasa de mortalidad. Existen numerosos estudios que demuestran que existe una relación entre obesidad y enfermedad (diabetes, enfermedades cardiacas, cáncer y artritis, entre otras). La Sra. Mershell dice que ella tenía más preocupación acerca de la carga que podía tener su hijo al ser obeso, que por algún riesgo de la cirugía.

Colaborador invitado: Cecy García
www.adios-obesidad.com

Sobre el Autor: Cecy García es Licenciada en Psicología, especialista obesidad, trastornos alimenticios y trastornos emocionales. Egresada de la Escuela Libre de Psicología.




Un comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar
2010-10-09 14:25:49

temo perder una parte de mi cuerpo, el estòmago, y ademàs no se como podrè adaptarme socialmente por los cambios de alimentaciòn que debo realizar.
Mi familia no me apoya con la cirugìa dado las graves complicaciones perioperatorias que se publican relacionadas a estètica.
tengo obesidad severa, diabetes2 y artrosis de rodilla.

Me gusta: Thumb up 0 Thumb down 0

 

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+