Nutrición y cirugía bariátrica

Cirugía para adelgazar y alimentación

Uno de los aspectos a tener en cuenta cuando se realiza la cirugía bariátrica es la nutrición, ya que se verá afectada, desde el momento previo a la operación. Por eso, si vas a someterte a una cirugía para adelgazar es necesario saber cómo influirá ésta en la alimentación, en los hábitos alimentarios y en tu modo de vida.


Cirugía para adelgazar

Uno de los aspectos esenciales de la vida es la alimentación o nutrición, sin ella no es posible sobrevivir. Desde el nacimiento, una persona adquiere hábitos alimentarios que pondrá en práctica durante toda su vida. Estos estarán influenciados por los genes y por el ambiente en el cual vive.

Cuando una persona toma la decisión de realizarse una cirugía bariátrica, debe saber exactamente cómo cambiará su vida. Para ello es aconsejable realizar una consulta con un equipo multidisciplinario, en la que cada uno realice su aporte de acuerdo a su especialidad, en cuanto a los beneficios y contraindicaciones, cambios de habitos, etc. Esto ayudará al paciente a reducir sus temores, inquietudes y angustias.

Cómo se modifica la alimentación a partir de la cirugía para adelgazar

Cabe aclara que estas modificaciones irán cambiando o ajustándose, de acuerdo a las diferentes etapas en la que se encuentra el paciente luego de la cirugía, así como también, se deben tener en cuenta los requerimientos personales del mismo.

  • Se reducirá el volumen de la ingesta por toma o comida, ya que existe una reducción del estómago, por cuanto este no tolerará el mismo volumen de comida que antes de la operación.
  • Pueden producirse problemas de malabsorción debido al acortamiento del circuito intestinal, sobre todo en las grasas, estas enlentecen el vaciado gástrico produciendo reflujo gastroesofágico, además de ser alimentos considerados hipercalóricos.
  • En el manejo de proteínas se debe tener en cuenta que estas son fundamentales para preservar el músculo, pero desde el momento mismo de la operación debe probarse tolerancia, ya que no es un nutriente muy bien tolerando sobre todo al principio de la recuperación.
  • En cuanto al manejo de los hidratos de carbono, aquellos azúcares simples pertenecientes a las chucherías, galletas, postres, zumos azucarados, refrescos, etc, deben ser evitados debido a que estos aportan muchas calorías y pueden poner en riesgo el proceso de pérdida de peso, además se los considera calorías vacías, no aportan ni vitaminas ni minerales.
  • La fibra insoluble que se encuentran en verduras, cereales integrales y frutas son mal toleradas, ya que al estar reducido el estómago no es posible realizar una buena digestión de la misma. En cambio la fibra soluble sobre todo en los vegetales y frutas cocidas es bien tolerada y mejora la flora intestinal.
  • Debido al achicamiento del estómago y al rápido tránsito intestinal, es necesario el aporte de vitaminas y minerales en forma de medicamentos para evitar una desnutrición encubierta a causa del déficit vitamínico y mineral.

Llevar a cabo la realización de una cirugía bariatrica condiciona la nutrición durante y luego de la recuperación, por ello es muy importante tomar conciencia de estos cambios para lograr el objetivo del tratamiento: adelgazar.




Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+