Propiedades de las frutas tropicales para perder peso

Beneficios de los frutos tropicales para adelgazar

Las frutas tropicales están teniendo cada vez más cabida dentro del gusto mundial. Esos sabores dulces, perfumados y exóticos van ganando posiciones y ya no mucha gente las ve como extrañas. Además, pese a que suelen ser bastante dulces, pueden ser empleadas sin problemas para perder peso, ya que cuentan con fibras, son diuréticas y tienen muchas cosas para aportarle al organismo. Conoce las propiedades para adelgazar de algunos frutos tropicales.


mango 300x241

Estos son los beneficios para perder peso de algunas frutas tropicales:

  • Papaya: Además de ser una de las frutas tropicales más digestivas que existen, también la papaya tiene grandes capacidades antioxidantes. Por su contenido de fibras, resulta bien contra el estreñimiento.
  • Mango: No sólo que no aporta demasiadas calorías (60 por cada 100 gramos, aproximadamente), sino que también cuenta con fibras y ayuda al cuerpo a metabolizar las grasas, dado su contenido de colina. De esta forma, es una fruta tropical genial para perder peso.
  • Piña: Una de las frutas más empleadas a la hora de perder peso. ¿Por qué? Es diurética, depurativa y, por si fuera poco, es considerada un alimento con calorías negativas, ya que el cuerpo gasta más en quemarlas que lo que incorporaste al consumir la piña.
  • Maracuyá: Esta es una de las frutas tropicales que más se vienen empleando últimamente, dado su agradable sabor. Va bien para perder peso, ya que aporta fibras, tiene propiedades digestivas y también ayuda a calmar la ansiedad (ideal para quienes sufren de atracones).



Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+

MENSAJE IMPORTANTE

La misión de APP y sus colaboradores es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.