El cerebro obeso: Luis “Centinel” Jiménez te cuenta todo sobre su nuevo libro

El nuevo libro de Luis Jiménez sobre mente y nutrición

¿Ya has escuchado hablar del segundo libro que editó Luis Jiménez “Centinel”? En esta nueva entrega, titulada “El cerebro obeso”, el químico y especialista en nutrición se pregunta muchas cuestiones en torno al rol que juega la mente en los procesos alimenticios. ¿Te vas a perder esta entrevista?


luis centinel

Luis “Centinel” Jiménez es químico de profesión, pero también uno de los escépticos en torno a la industria alimenticia y las “versiones oficiales” sobre la nutrición que existen, al menos en habla hispana. A través de su blog “Lo que la ciencia dice para adelgazar” y su libro de mismo nombre, planteó una serie de cuestiones basadas en desmitificar muchas “verdades” puestas en circulación y dar sustento a otras.

Ahora el autor va por su segunda entrega, centrándose más en un aspecto que no suele ser tan explorado a la hora de explicar las causas de la mala salud y el exceso de peso: la mente. No por nada, su nuevo libro se llama “El cerebro obeso”. Y de él nos hablará precisamente en esta entrevista que le hemos hecho. ¿Te las vas a perder?

¿Qué es el cerebro obeso?

-Ya desde el título de tu nuevo libro, “El cerebro obeso”, se puede inferir que uno de los temas principales es que la clave para combatir el sobrepeso está en la mente. ¿Nos cuentas un poco más al respecto?

-Tradicionalmente, cuando pensamos en la obesidad y en su prevención y tratamiento, lo asociamos al comer, al sistema digestivo, a la grasa corporal, al metabolismo de la energía y de los nutrientes. Es una perspectiva importante y útil, y en la que me centré en mi primer libro “Lo que dice la ciencia para adelgazar”. Sin embargo, el cerebro juega un papel central en todo este sistema y no es algo que se suela tener demasiado en cuenta, ni en las investigaciones científicas ni en la divulgación sobre el tema.

En primer lugar, es el núcleo de regulación de la energía, es en una de sus áreas donde se centralizan el control de la energía necesaria y la activación de la saciedad y el apetito. En segundo lugar, mediante el cerebro somos capaces de sentir una amplia gama de sensaciones al comer, especialmente placenteras, que también juegan un rol fundamental en el hábito de comer. Y en tercer lugar, el cerebro es el lugar en el que almacenamos la información sobre la comida y los alimentos y sus características, una información que utilizamos para evaluarlos y tomar decisiones racionales sobre ellos.

He querido explicar todas estas variables desde la perspectiva neurológica, con suficiente detalle pero de forma sencilla y accesible, para que todo el mundo pueda conocer cómo está relacionada con el sobrepeso.

Por qué existen alimentos adictivos

-A partir de esta idea madre, te vas explayando sobre otras cuestiones relacionadas. Una de ellas es la adicción que generan ciertos alimentos. ¿Qué tienes para decirnos sobre esto?

-El haber incorporado en la dieta cada vez en mayor medida alimentos diseñados y fabricados para ser altamente palatables, es decir, con sabores muy atractivos y que nos producen sensaciones muy placenteras, podría producir a largo plazo reacciones en nuestro cerebro muy similares a las que producen algunas sustancias adictivas como el tabaco o el alcohol.

Por ejemplo, podrían llegar a crear sensaciones del tipo “síndrome de abstinencia” y situaciones de consumo compulsivo y descontrolado. Todavía no hay un consenso científico claro sobre el tema ni se conocen con precisión los mecanismos fisiológicos involucrados, pero hay muchas investigaciones e hipótesis muy interesantes y que expongo en el libro. Es una perspectiva muy atractiva y prometedora que puede ayudar a diseñar futuras estrategias dietéticas y terapéuticas más efectivas en la guerra contra la obesidad mundial.

El marketing y su influencia en la alimentación

-Sin duda alguna, otro elemento que juega fuerte en estas “configuraciones mentales” es el marketing. ¿Cuánto influye en la elección de determinados alimentos perjudiciales?

-Mucho, más de lo que solemos pensar. La cantidad de información que asimilamos, consciente e inconscientemente, relacionando la salud, nuestro aspecto y los alimentos, es enorme. La publicidad llega por cualquier medio de comunicación, a veces disfrazada de ciencia. Los miles de productos disponibles en supermercados y tiendas transmiten infinidad de mensajes y señales perfectamente dirigidos a diferentes funciones cerebrales, cuyo único objetivo es maximizar las ventas y los beneficios.

Nuestro cerebro evolutivamente está diseñado para ser muy sensible a todo ello (el comer y los alimentos son vitales para la vida) y este exceso de información crea un contexto de “infoxicación” y confusión que nos dificulta enormemente el tomar decisiones dietéticas adecuadas que, a priori, deberían de ser casi obvias. Y, sorprendentemente, los gobiernos y autoridades sanitarias hacen poco o nada por solucionar esta situación.

-¿Cómo puede conseguirse el libro? ¿Qué acogida está teniendo el mismo?

-Como es habitual, me he decidido por utilizar plataformas de internet para su distribución, permiten llegar a todo el mundo, en todo tipo de formatos (epub, kindle, pdf, papel) y a precios muy asequibles (2,68 euros en formato digital). Está disponible en las que considero que aportan mayor fiabilidad y cobertura, a través de Amazon y también en Lulu.




Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+

MENSAJE IMPORTANTE

La misión de APP y sus colaboradores es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.