¿Qué diferencia hay entre un refresco industrial y uno hecho en casa?

El potencial peligro de los refrescos carbonatados y cómo reemplazarlos en casa

¿Eres adicto a los refrescos azucarados y carbonatados? Son realmente un peligro para la salud en todo concepto. ¿Quieres conocer las diferencias que puedes encontrar entre uno hecho en casa y los que compras en una tienda? Lee esta nota y seguramente comenzarás a mirarlos con más recelo.


coca cola

Seguramente, a pesar de que engordan, están llenos de azúcar y no aportan absolutamente nada relevante a la alimentación, mucha gente sigue consumiendo refrescos azucarados industriales sin ningún tipo de problemas. Pero es importante tomar nota de la diferencia que existe entre estos y un producto elaborado en casa, para que veas lo que puede llegar a generarte optar por una cosa o la otra.

  • Cantidad de azúcar

Para que tengas una idea, una pequeña lata de refresco de 350 ml, tiene alrededor de 35 gramos de azúcar. Dependiendo la marca, puede bajar hasta los 20, 25 o unos 15 en determinadas aguas saborizadas. Una exageración de carbohidratos y de valor calórico en general para algo tan sencillo como un vaso de líquido, que en realidad debería cumplir la función de hidratar tu organismo.

El que haces en casa lleva azúcar si tu quieres y no tiene ningún otro añadido de azúcar ni de conservantes. Son frutas, hierbas, agua o agua carbonatada. Menuda diferencia, ¿no?

  • El peligro del jarabe de maíz de alta fructosa

Lo peor de todo es que muchas veces, los refrescos tienen jarabe de maíz de alta fructosa, una sustancia tanto o más perjudicial que el azúcar, ultra refinada y que lo único que aporta son hidratos de carbono completamente vacíos. Mientras tanto, un refresco hecho en casa no tiene ni la menor idea de qué se trata dicho producto tan perjudicial para la salud.

  • Añadidos industriales

El origen del agua que se emplea en estos productos, directamente no lo sabemos. Además de todo lo que señalamos, contienen sustancias químicas e industriales, que van desde colorantes hasta conservantes. El que prepararás en tu casa, si bien depende de lo que le pongas, puede ser completamente natural y sin procesos perjudiciales.

  • La importancia de mirar la información nutricional

Mira muy bien la información nutricional antes de conusmir una lata de refresco. Evita los que tengan jarabe de maíz de alta fructosa, fíjate las cantidades de azúcar, aprende a familizarte con esas tablas, que dicen mucho más de lo que parece a simple vista.

coca cola

De todas formas, que sean light, no significa que sean saludables. Por eso mismo, lo mejor que puedes hacer es pasar por alto cualquier refresco industrial, sea light o no. Si no lo es, ya has visto todo lo malo que tiene. Si es bajo en calorías, sus endulzantes no son del todo fiables, al igual que no deja de ser un producto procesado y lleno de elementos indeseables. Por eso mismo, nada mejor que prepararte tus propios refrescos, libres de azúcar, con tus sabores favoritos, naturales y que no causarán daño a tu salud.

Prepara tus propias bebidas. Mezcla zumos de frutas naturales con agua carbonatada, prepara tus propias aguas saborizadas, endulza con stevia natural o simplemente disfruta del sabor que tienen las frutas en sí mismas. Aquí te van algunas combinaciones interesantes que puedas poner en práctica.

  • Arándanos licuados con menta y stevia, zumo de naranja y un chorro de agua carbonatada.
  • Zumo de toronja o pomelo, zumo de limón, mucha menta, jengibre y agua bien fría.
  • Abundante zumo de lima, stevia y agua carbonatada.
  • Zumo de manzana natural, agua carbonatada y un toque de canela.

Etiquetas:


Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+