Lactancia materna contra la obesidad infantil

La lactancia previene de la obesidad en la edad adulta

La lactancia materna es una de las formas más efectivas para recuperar tu peso tras el embarazo. Sin embargo, hay razones mucho más importantes por las que amamantar a tu bebé. Numerosos estudios demuestran que los bebés alimentados con leche materna, tienen menores probabilidades de convertirse en adultos obesos. 


lactancia

Diversas investigaciones lo señalan: La lactancia materna reduciría en un 20% el riesgo de padecer obesidad en la vida adulta.  Los datos son aún más concluyentes, los adultos que de pequeños fueron alimentados con leche materna, no sólo muestran menores índices de obesidad, sino que además, tienen menos probabilidades de padecer colesterol alto o diabetes tipo II, entre otras enfermedades asociadas a problemas de sobrepeso.

El secreto radicaría en gran parte, en la composición de la leche materna, que a diferencia de los sustitutos artificiales, cambia su concentración de nutrientes a lo largo del día. Por otra parte, la leche humana es muy rica en leptina. La leptina es una proteína que regula las necesidades del organismo y controla el apetito. De tal modo, la lactancia materna sería un recurso ideal no sólo para que la mamá regrese a su peso, sino además, para que el bebé no se exceda del suyo.

Si quieres que tu bebé no tenga problemas de sobrepeso en el futuro, amamántalo desde las primeras horas y exclusivamente hasta los 6 meses. De adulto, te lo agradecerá. 🙂




Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+