¿Por qué es tan difícil dejar de comer dulces?

La ansiedad por los dulces, una cuestión física

¿Te ha pasado o te está pasando que te resulta imposible dejar de comer dulces? Pues esta es una cuestión física, originada en tu cuerpo a raíz de la producción de insulina. Pero mejor dejamos que Cynthia Rodríguez Caballero te lo explique mejor en este artículo, para saber cómo tienes que operar ante la azucarada tentación.


dulces

Seguramente has oído decir muchas veces que el azúcar es adictivo, pero en ocasiones la respuesta está en algo aun más sencillo, tu insulina. Si llevas demasiadas horas sin comer, los niveles de azúcar en tu sangre estarán más bajos de lo habitual y esto provoca una respuesta en tu cuerpo.

El cerebro te ordena comer algo dulce, porque ya no le queda glucosa en sangre (que es lo que necesitas para nutrir tus células) y el camino más rápido para conseguir glucosa son los alimentos azucarados. Tras esa orden de “comer azúcar”, si caes en la tentación y tomas un alimento dulce, se desencadenará otra reacción nada conveniente para la dieta.

Mejor ir por partes, ya que primero hay que aclarar que en los alimentos azucarados, el azúcar está “muy disponible” y pasa a la sangre en gran cantidad y a una velocidad de vértigo. Mientras que los alimentos como las pastas, los arroces, las frutas, el pan, te aportan los azúcares de una manera muy gradual. Es decir, los ingieres y poquito a poco el cuerpo los va convirtiendo en glucosa y los va liberando a la sangre despacio. Así, el páncreas puede ir liberando poco a poco sólo la insulina que necesita para aprovechar esas pequeñas cantidades de azúcar que van entrando.

Sin embargo, al comer un alimento azucarado o refresco, se puede decir que el páncreas “se asusta”. Al ver que está entrando de golpe y tan rápidamente una gran cantidad de azúcar, comienza a liberar insulina muy rápidamente, en mayor cantidad de la necesaria. Ahora, la insulina fabricada irá “guardando” los azúcares (la glucosa) en las células para que sea aprovechada, pero hay un problema. Como el páncreas fabricó más insulina de la necesaria, cuando el azúcar de la sangre se acaba, ese exceso de insulina queda circulando por la sangre.

¿Qué ocurre? Es sencillo de comprender: Ahora, tendrás circulando por la sangre una sustancia (la insulina) cuya función es utilizar el azúcar, y por tanto la insulina está dando vueltas sin poder hacer su trabajo. Por ello, la insulina lo que hace es dictar la orden de comer más azúcar, ya que está parada sin poder hacer su trabajo y quiere ponerse en marcha.

Si vas cayendo en la tentación del dulce continuamente, esta sensación de ansiedad descontrolada por el dulce no va a desaparecer, ya que te metes en un bucle fisiológico en el que las órdenes las dicta tu cuerpo, no tu sentido común.

Si estás en ese punto de descontrol, sólo habrá que agarrarse a la dieta equilibrada y ordenada, y vencer la tentación del dulce en un par de ocasiones. A partir de ahí, tu empezarás a controlar la ansiedad y no tu cuerpo. También puedes probar con estos métodos para controlar la ansiedad por comer dulces.




Un comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar
2013-05-08 11:38:14

aix, es muy cierto cuando empiezas no puedes parar. A mi es que si me ponen el pastel delante me tiro encima como una depredadora y no hay manera.

Me gusta: Thumb up 0 Thumb down 0

 

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+

MENSAJE IMPORTANTE

La misión de APP y sus colaboradores es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.