La obesidad y la sociedad

La imagen social del obeso

La obesidad es una enfermedad que se nutre de varios factores e introducen a la persona en un círculo vicioso del que no puede escapar con facilidad. Además de los factores genéticos y metabólicos, también se suman características de la persona, estilos de vida y conductas aprendidas en la familia.


Autoimagen y cambio brusco de peso

Pero  en la sociedad se refleja un mensaje contradictorio. Por un lado, se fomenta el sedentarismo, la vida poco saludable y la comida chatarra, factores que han convertido a la obesidad en una epidemia global desde edades cada vez más tempranas. Anteponiéndose a esta situación, se exigen valores superficiales, como la belleza y el cuerpo perfecto, que parecen tomar más importancia que la idoneidad, la honestidad y el talento.

Con esta visión tan apocalíptica, el paciente se siente incapaz de enfrentarse a su condición y espera una solución mágica que lo salve de la situación deprimente en la que vive, espera que el cambio lo realicen los demás por él.

La sociedad alimenta el trastorno y a la vez condena al enfermo y éste mismo se refugia en la no-aceptación de los demás para seguir hundiéndose en su enfermedad. A medida que el peso sube, van apareciendo otros síntomas peligrosos, como el aislamiento social, la falta de autoestima, la apatía, la dependencia, etc. que inducen a la persona a la resignación y negación de su estado.

El enfermo no es consciente de su situación, no se acepta y no cree que deba cambiar algo, así se protege del daño de verse y saberse enfermo.

Cambiar la imagen que la sociedad actual tiene de la persona obesa y su condición no es una tarea de un día para el otro. Es necesaria una profunda campaña de concientización para hacer entender que estamos ante una epidemia de carácter global que afecta a mil millones de personas y que ha colocado al síndrome metabólico como uno de los padecimientos más frecuentes.

Sin embargo, es Usted, desde su pequeño lugar, que puede comenzar con ello. Convertirse en una persona activa, útil, emprendedora es la mejor manera de demostrar que la enfermedad no condiciona sus capacidades. Informe a sus amigos y familiares, manténgase en movimiento y comience a luchar. De esta singular manera, estará haciendo mucho por Usted y ayudará a sus vecinos.

Cuando comience a bajar de peso, no baje los brazos. No está “abandonando” a sus compañeros obesos, simplemente está recuperando su vida y podrá seguir luchando por mucho tiempo más.

Colaborador invitado: Dr. Hector Bernal
www.adios-obesidad.com

Sobre el Autor: Hector Bernal es Médico Cirujano especialista en cirugía metabólica y de obesidad. Miembro de la federación Internacional de Cirugía de Obesidad (IFSO). Profesor titular en la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Chihuahua en Chihuahua México.


Etiquetas: ,


Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+