Cómo no engordar en vacaciones

Cómo no coger peso en vacaciones

La operación bikini culmina cuando pisas la playa y te relajas. 🙂 ¿Quién es capaz de mantenerse a dieta en vacaciones? Sin embargo, no necesariamente cogerás todos los kilos que con tanto esfuerzo has bajado. Lo que rápido se pierde rápido se recupera, por eso la recomendación es bajar lentamente, sin prisa pero sin pausa. Pedro García, de Deporte y Salud Física, te dice cómo bajar de peso para no engordar en vacaciones y que la vuelta a la rutina no te coja con varios kilos de más. Para eso, no se trata de llegar a la playa sin un gramo de grasa, sino de volver de las vacaciones sin un kilo de más. Empieza ya tu operación bikini y pierde peso lenta, pero definitivamente.


playa

La operación bikini culmina cuando pisas la playa y te relajas. 🙂 ¿Quién es capaz de mantenerse a dieta en vacaciones? Sin embargo, no necesariamente cogerás todos los kilos que con tanto esfuerzo has bajado. Lo que rápido se pierde rápido se recupera, por eso la recomendación es bajar lentamente, sin prisa pero sin pausa. Pedro García, de Deporte y Salud Física, te dice cómo bajar de peso para no engordar en vacaciones y que la vuelta a la rutina no te coja con varios kilos de más. Para eso, no se trata de llegar a la playa sin un gramo de grasa, sino de volver de las vacaciones sin un kilo de más. Empieza ya tu operación bikini y pierde peso lenta, pero definitivamente.

Testimonio: el efecto yo yo en las vacaciones

Recientemente he tenido una experiencia con dos personas que contrataron mis servicios para conseguir mejorar su salud y bajar de peso y quisiera contarla y compartirla con todos vosotros.

Se trata de un matrimonio que contrató un plan de entrenamiento para mejorar su salud, ya que su vida era demasiado sedentaria y querían también bajar de peso de manera definitiva. Los dos estaban convencidos de lo que querían hacer y tenían mucha fuerza de voluntad, pero había una pequeña diferencia. Ella, después de una primera charla, la convencí para que bajara de peso sin prisa, poco a poco. Quería bajar 10 kg y le dije que si hacía bien las cosas, en 10 meses los habría perdido de manera definitiva y sin el temible «efecto yo-yo». El, sin embargo, quería bajar de peso rápidamente. Le sobraban 15 kg y en 4 meses quería perderlos todos. Le intenté convencer de que esa no era la mejor manera, pero él quería hacerlo así, lo más rápido posible, por lo que le hice un plan de entrenamiento y alimentación a medida para perder 15 kg en 4 meses.

Todo esto fue en Febrero.

En el mes de Julio, los objetivos se iban cumpliendo. Ella perdió hasta esa fecha 5 kg y él perdió 14 kg. Los dos estaban muy contentos porque iban viendo resultados.

Pero llegó final de Julio y cogieron vacaciones. 10 días en un hotel todo incluido. Ya os imagináis. Comiendo y bebiendo a todas horas y tumbados en la hamaca. Unas vacaciones fenomenales.

Al llegar de las vacaciones sucedió algo que les sorprendió muchísimo. Mientras que él había cogido 8 kg, casi 1 kg por día, ella, comiendo prácticamente lo mismo que él, tan solo había cogido 800 gr. ¡¡¡Ni siguiera había llegado al kilo!!!

¿Por qué se produce el efecto yo yo?

Muy sencillo. Cuando pierdes peso de manera rápida, el cuerpo interpreta esto como una agresión, por lo que utiliza las reservas de grasa para que todo continúe funcionando con normalidad. Al ingerir menos calorías de las que necesitamos para vivir, el cuerpo tiene que aportar el resto de calorías con la grasa almacenada. Al perder peso de manera rápida, cuando nuestro organismo tiene la oportunidad de almacenar energía en forma de grasa para sus reservas, lo hace sin dudarlo un momento (por ejemplo cuando un fin de semana te pasas con la comida y la cena, o cuando sales de vacaciones y estás prácticamente todo el día comiendo) y eso lo hace para recuperar los niveles de reserva de grasa que tenía. Esto asegura la supervivencia en caso de escasez, ya que nuestro cuerpo interpretó la bajada de peso rápido como un período de escasez. Por eso utilizó la grasa, y por eso se perdió peso. Es por ello que cuando hacemos una dieta estricta y nos la saltamos un fin de semana, es fácil coger un kilo o dos en un par de días.

Sin embargo, si se va perdiendo peso muy poco a poco, el cuerpo va asimilando el nuevo peso semana a semana, ya que las pérdidas de reservas de grasas han sido mínimas. Mes a mes, el cuerpo no se da cuenta de que ha perdido un kilo de grasa, por lo que si te pasas un fin de semana, es fácil que tu cuerpo elimine lo que ha ingerido de más y no lo almacene como grasa.

Por este motivo es mejor perder peso poco a poco y sin prisa, porque si te pasas con la comida un fin de semana o unas vacaciones, el organismo no almacenará los alimentos como grasa con tanta facilidad.

Así que ya sabes, si deseas no coger mucho peso la próxima vez que te vayas de vacaciones, ve pensando desde ya en cuidar tu figura y no esperes al mes de Mayo para comenzar con la operación Bikini. Perdiendo 250 gr a la semana será suficiente. No pasarás hambre y poco a poco perderás peso.

Colaborador invitado: Pedro García
www.deporteysaludfisica.com




Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+