Un programa para adelgazar desde lo emocional, con Bea Álvarez

Coaching emocional para poder quitarte kilos y aprender a comer

¿Quieres conocer una propuesta de coaching emocional para adelgazar? Entonces descubre el universo de Bea Álvarez. Nuestra entrevistada del día de hoy lleva adelante su sitio personal (www.beaalvarez.com), donde difunde su técnica para relacionarse con la comida de otra forma. ¡No te pierdas esta entrevista!


Bea Alvarez

Bea Álvarez: “La comida como recurso para afrontar las emociones”

Bea Álvarez es psicologa y coach, master en trastornos alimentarios. Lleva adelante un sitio web con su nombre, en donde comparte habitualmente su mecánica de trabajo para ayudar a las personas a que se sientan mejor consigo mismas. Y con su forma de comer, claro está. ¿Quieres aprender a comer más racionalmente y conectado con tus emociones? Lee entonces lo que Bea tiene para contarte en esta nota.

-¿Existe una forma de comer ligada a lo emocional?

-El comer siempre está ligado a lo emocional, incluso en las personas que tienen una sana relación con la comida. El agrado, el desagrado o la indiferencia hacia los alimentos es, en parte, emocional. Ese plato que comes con mayor gusto porque te lo preparaba tu madre o tu abuela remite a las emociones. No comer cuando estás angustiada por algo, o comer de más en una fiesta porque te contagias del ambiente también lo es.

Además, algunas personas comen de manera emocional en el sentido de utilizar la comida como recurso para afrontar las emociones. Si estoy aburrida como, si estoy sola como, si tengo una preocupación, como… Esto trae problemas de salud en muchos casos, pues puede llevar a engordar o a no cuidarte una determinada enfermedad. Pero incluso en el caso de que la persona no engorde o tenga problemas de salud, puede ser perjudicial en el sentido de que no afronta los verdaderos problemas de su vida, o evita dirigirse hacia donde quiere.

Muchas veces se utiliza como anestesia, la persona apaga sus emociones de esta manera, perdiéndose toda la valiosa información, necesaria información que nos dan las emociones para conducirnos en nuestra vida.

-¿La mente puede ser una de las principales contra a la hora de perder peso?

Yo diría que el principal contra es el ambiente. No estamos hechos para un entorno con abundancia de alimentos ricos en carbohidratos. Estamos hechos para un ambiente escaso, muy escaso en carbohidratos de fácil acceso. Y estamos hechos para desear intensamente consumir alimentos ricos en grasas y carbohidratos.

Ese deseo intenso favorecía el esforzarse en conseguirlos (fruta dulce, miel, grasa animal…)y poder ganar tal vez algún kilo extra que venía muy bien para los momentos de escasez. Ahora seguimos con ese deseo intenso pero el ambiente ha cambiado completamente.

Pero no nos instauremos en la queja ni echemos balones fuera; el ambiente es el que es, y nuestra mente es la principal herramienta con la que contamos para cuidar de nosotros y nuestra salud y bienestar. Es una herramienta poderosísima, que bien modelada te puede conducir hacia tus objetivos.

Pero también es cierto que si no la cuidas te puede llevar a sabotearte constantemente. Estamos acostumbrados a emplear mucho tiempo a ejercitar nuestro cuerpo, o a formarnos para desempeñar un empleo, o desarrollar una afición. No hay tanta conciencia de que la mente (que es la que te puede llevar a la felicidad o a sentirte mal) necesita también que la cuides y le dediques tiempo.

-¿Cómo se cambia la mentalidad y se logra adelgazar?

-Pues la cosa se complica desde el momento en que tenemos 3 mentes en realidad. Una es la más primitiva y en principio no influye en esto. Pero hay que prestar atención a las otras dos, tanto a la mente emocional como a la racional cuando queremos adelgazar.

Tradicionalmente se ha prestado atención solo a la racional. Se le decía a la persona (y ella se decía): “Tengo que bajar de peso, no puedo comer esto y aquello, me tengo que controlar, esto tiene tantas calorías…”. Pero nunca se hablaba a la mente emocional, que al final es la que hace que acabes comiendo de más.

Hoy en día ya hay conciencia de que en esto del comer en exceso influyen mucho las emociones y muchos profesionales se enfocan a ayudar a la persona que quiere adelgazar a manejar sus emociones.

La mente emocional siente que no puede, incluso siente que no quiere; siente que la dejan sin un recurso muy importante que le hace sentir muy bien; no ve motivo para dejarlo, porque no ve más allá de los 5 minutos siguientes. La mente racional ve la enfermedad, la báscula, la bajada de autoestima…

Pienso que en personas para las cuáles supone un verdadero problema su forma de comer, hay que trabajar sobre todo con la mente emocional. Que vea que puede, que quiere, que va a tener otras cosas a las que agarrarse cuando se sienta mal, que hay otras fuentes de placer… Y que no siempre se le va a dar lo que quiere…

-¿Qué relación hay que mantener con la comida?

-Lo primero tener claro que mejorar la relación con la comida es una elección. No hay porqué hacerlo y uno se tiene que sentir libre de decidir no poner su esfuerzo en esto. Una relación saludable con la comida es aquella que te sirve de apoyo para hacer todo aquello que es importante para ti en la vida.

-Más allá de tu propuesta de coaching, ¿propones algún tipo de dieta o método alimenticio?

No. Yo puedo tener mi opinión en esto, como cualquiera, pero no soy nutricionista, por lo que no hago propuestas de dietas.
Lo que sí hago es ayudar a la persona, si así lo quiere, a hacerse su plan de alimentación.

También colaboro con una nutricionista, por lo que si la persona desea hacer una dieta puede trabajar este tema con la nutricionista.
Yo ayudo a que la persona siga la dieta, o el plan de alimentación que decide. Pero tengo conocimientos sobre nutrición y lo que nunca haría es ayudar a alguien a seguir un tipo de alimentación que yo considerara que es perjudicial.

Tampoco ayudaría a adelgazar a una persona que ya esté muy delgada, y que su problema va por otro lado, como baja autoestima y mala relación con su cuerpo. Muchas veces la mala relación con la comida va ligada a una mala relación con el propio cuerpo. La autoestima sana es la base, y cuando la base falla, empieza a fallar lo demás: la relación con la comida, con los demás…

-Por último, puedes añadir lo que consideres necesario.

-Quiero animar a quien nos lea a que aprendan a comer sano, a gustarse, y a poner esfuerzo en crearse una vida que les guste.
Todo ello está más relacionado de lo que parece.

Y sobre todo, a vivir todo ello con libertad; sentirse obligado a comer de una determinada manera es la forma más directa de fracasar en hacerlo, porque la mente, de manera consciente o inconsciente se rebela a la obligación. Si te suscribes a mi página (www.beaalvarez.com), puedes llevarte un pdf de regalo en el cuál hablo de todos estos temas.

Otros entrevistados que han pasado por A Perder Peso

¿Quieres conocer lo que tienen para contar otras personas que ya han pasado por A Perder Peso? Cada una de ellas tiene su forma y método para lograr su cometido en común: el bienestar.

  • Adelgazar con PNL. Mentxu se encarga de ayudarte con la programación neuro-lingüística a que puedas perder peso de forma sustentable. Interesante método.
  • Adelgazar con coaching. Bárbara del Amo ya nos ha contado acerca de su método de coaching nutricional y emocional para perder peso. Una propuesta súper valorable.
  • Adelgazar con dieta low carb. Vicente, a quien seguro ya conoces de estas páginas, logró quitarse de encima hasta 24 kilos de la mano de una dieta baja en hidratos de carbono.

¿Has probado alguna vez con el coaching emocional?

Ver resultados

Loading ... Loading ...



Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+

MENSAJE IMPORTANTE

La misión de APP y sus colaboradores es ayudarte a estar informado, NUNCA sustituir la consulta médica.