Dieta hipoproteica: ¿para qué sirve y cuándo hacerla?

Riesgos de la dieta hipoproteica

Las dietas hipoproteicas son las más recomendadas en casos de insuficiencia renal crónica o hipertensión arterial. Si bien en algunos casos son recomendadas para perder peso, pero no deben ser llevadas a cabo sin el seguimiento profesional. Conoce lo que tienes que saber sobre esta dieta.


Ensalada

Qué es una dieta hipoproteica

Tal como lo dice su nombre, una dieta hipoproteica es la que limita el aporte de proteínas al organismo. Como todas las dietas que disminuyen un nutriente en particular debe ser llevada adelante con la compañía de un nutricionista y con todos los estudios necesarios para reconocer rápidamente cualquier problema que pueda presentar tu organismo. La vigilancia deberá ser mayor en niños y embarazadas que necesiten seguir este tipo de dieta.

Por qué seguir una dieta proteica

Las dietas proteicas son principalmente recomendadas para el tratamiento de ciertas enfermedades como la fenilcetonuria, insuficiencia hepática y renal.

Hay casos en los que se las recomienda para perder peso, sin embargo esto no es para nada recomendable, ya que no provoca la pérdida de grasas, sino que de líquidos, proteína corporal y glucógeno, lo que puede desencadenar graves consecuencias, que veremos más adelante.

Cómo hacerla

Esta dieta propone un cambio radical en el estilo de vida, ya que no sólo se trata de reducir la ingesta de proteínas, sino que también de controlar la ingesta de sal, hacer ejercicio regularmente, evitar fumar y beber alcohol, como también mantener un peso dentro de lo considerado saludable según tu altura, edad y contextura.

Alimento permitidos

Hay ciertos alimentos que no pueden faltar en esta dieta, ya que si ya decides eliminar un tipo de nutriente es importante mantener los otros en niveles normales con el fin de evitar cualquier tipo de deficiencias.

  • Cereales. Por ser ricos en hidratos de carbono deben estar presentes en las comidas más importantes (desayuno, comida, merienda y cena), puede ser incorporada de muchas formas: en panes, fideos, cereales de desayuno y más.
  • Lácteos. Si bien los debes incorporar, no deben estar en tu dieta más de dos veces al día, ya que son ricos en proteínas. Si la dieta hipoproteica será llevada a largo plazo quizás sea recomendable la incorporación de suplementos ricos en calcio.
  • Carne. Si bien no es uno de los alimentos más recomendados en este tipo de dietas sí puede presentarse como plato principal una o dos veces por semana.
  • Pescado. Preferiblemente azul, al igual que la carne sólo puede presentarse en platos principales una o dos veces a la semana.
  • Huevos. En lo posible pequeños, de menos de 55 gramos, sólo una o dos veces a la semana.
  • Patatas. Puedes consumirlas todos los días, pero sin excesos. Ideales para guisos, al vapor o en ensaladas. Evita las patatas fritas.
  • Verduras. Deberán complementar todas tus comidas ya que son ricas en fibra, minerales y vitaminas. Pueden aparecer como plato principal completo de verduras, asadas o al vapor.
  • Frutas. Al igual que las verduras son muy ricas nutricionalmente, por lo que es recomendable que, al menos, consumas dos frutas diarias.
  • Grasas. Prioriza el uso de aceite (en preferencia de oliva) frente a las mantecas. Lo mejor es consumirlo como aliño y evitar las frituras.

Alimentos prohibidos

Los alimentos prohibidos son todos los ricos en proteínas entre los que se destacan los embutidos. Puedes incorporar huevos, leche y derivados, pescados y carnes pero en cantidades moderadas. Si quieres excluirlos del todo en tu dieta puedes optar por una dieta vegana o vegetariana.

Hay algunos alimentos desaconsejados como los guisantes, judías y habas secas, soya en granos, nueces y almendras. La manteca también debería ser erradicada de tu dieta cotidiana, así como el azúcar de ser posible la sal (como también condimentos que la contengan como la mostaza y el ketchup).

Menú semanal

Lunes

Desayuno

Infusión con cereales y una tostada con aceite de oliva, tomate y queso descremado.

Mediamañana

Una porción de fruta con zumo o infusión.

Comida

Gazpacho con dos tostadas, aceite de oliva y tomate,

Merienda

Yogur tradicional descremado (o de soya) y una fruta

Cena

Plato generoso de verduras salteadas

Martes

Desayuno

Infusión con cereales y una tostada con aceite de oliva, tomate y queso descremado.

Mediamañana

Tostada con aceite de oliva con una fruta.

Comida

Ensalada de vegetales varios.

Merienda

Yogur de soya con una fruta.

Cena

Plato de pasta salteada con vegetales.

Miércoles

Desayuno

Infusión con cereales y una tostada con aceite de oliva, tomate y queso descremado.

Mediamañana

Yogur de soya con una fruta.

Comida

Sopa de arroz con vegetales varios.

Merienda

Porción de fruta con tostada y aceite de oliva.

Cena

Guisado vegetariano.

Jueves

Desayuno

Infusión con cereales y una tostada con aceite de oliva, tomate y queso descremado.

Mediamañana

Dos frutas.

Comida

Guisado vegetariano.

Merienda

Yogur de soya con una fruta.

Cena

Estofado de patatas.

Viernes

Desayuno

Infusión con cereales y una tostada con aceite de oliva, tomate y queso descremado.

Mediamañana

Yogur de soya con una fruta.

Comida

Ensalada de pasta vegetariana.

Merienda

Tostada con aceite de oliva, yogur con frutas.

Cena

Arroz salteado con vegetales y pescado a gusto.

Sábado

Desayuno

Infusión con cereales y una tostada con aceite de oliva, tomate y queso descremado.

Mediamañana

Comida

Arroz salteado con vegetales y pescado a gusto.

Merienda

Yogur de soya con una fruta.

Cena

Domingo

Desayuno

Infusión con cereales y una tostada con aceite de oliva, tomate y queso descremado.

Mediamañana

Yogur de soya con una fruta.

Comida

Ensalada con vegetales varios.

Merienda

Yogur de soya con una fruta.

Cena

Guisado de vegetales y carne, a gusto personal.

Riesgos de la dieta hipoproteica

Si decides dejar de comer proteínas o reducir notablemente su aporte en tu dieta podrías sufrir algunos problemas de salud, principalmente si lo haces por un tiempo considerable.

Las proteínas contienen aminoácidos fundamentales para tu salud, principalmente para el desarrollo de los huesos y músculos, como también para la salud cardiovascular. No obtener el aporte necesario diario de proteínas puede complicar las funciones de tu organismo, provocando deficiencias en las estructuras corporales, principalmente en los músculos esqueléticos.

Si decides dejar de consumir carnes y/o derivados y no es por cuestiones de salud es recomendable que refuerces tu dieta en alimentos como la soya, los frutos secos y las legumbres.

Dieta hiperproteica

Hay una dieta que es todo lo contrario a ésta, la cual propone la incorporación de proteínas en exceso, la dieta hiperproteica. Ésta también guarda riesgos para tu salud, lo ideal es mantener una dieta equilibrada en todos los nutrientes, a menos que tengas requerimientos fuera de lo común.

  • Menú hiperprotéicoEn teoría esta dieta te permitirá bajar muchos kilos en poco tiempo, debido a su alto contenido de proteínas y bajo en carbohidratos. Cada cuerpo es diferente y puede funcionarte bien o no.
  • Trucos para sumas proteínasAumentar el consumo de carne, clara de huevo, queso, yogur y leche son algunos de los trucos que te ayudarán a aumentar la ingesta proteica.
  • Riesgos de dieta hiperproteicaLa reducción en el consumo de grasas e hidratos de carbono puede producir cambios en tu cuerpo no deseados, sobrecargando los riñones y el hígado.

¿Has realizado alguna vez una dieta hipoproteica?

Ver resultados

Loading ... Loading ...



Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+