¿Las almendras engordan?

Un fruto que puede darte más de lo que pensabas

Sin duda alguna, las almendras son un alimento que te puede llegar a parecer muy rico. Pero, a más de uno le da culpa comerlas, pues en el imaginario popular esta clase de frutos secos están estigmatizados con alimentos calóricos, ricos en grasas y muy engordantes.


1024px-Mandorle_sgusciate

Pero… ¿Es esto tan así? Hoy por hoy, las voces juegan a favor de los frutos secos, incluso hasta dentro de una dieta destinada a adelgazar. ¿Quieres evaluar todo acerca de si puedes o no consumir almendras? Esta nota, sin dudas, te ayudará.

¿Qué puntos tienen a favor?

  • Son ricas y saciantes. Son una delicia, para qué negarlo. Y si las puedes comer en la dieta, mejor que mejor. Si comes muchas cosas que no te agradan del todo, y lo haces para favorecer tu salud, cuando comas una almendra ni te enterarás que estás a dieta. Además, son saciantes: con un puñadito no tendrás hambre por un largo rato.
  • Tienen proteínas y son bajas en carbohidratos. Su contenido de proteínas es rico, ayudándote a obtener este tipo de nutrientes de una fuente de buena calidad. Por otra parte, son bajísimas en hidratos de carbono, algo ideal para quienes quieren perder peso o deshacerse un poco de la cantidad diaria consumida de este tipo de nutrientes.
  • Sus grasas son saludables. No se trata de que estás comiendo grasas trans o cualquier otra que pudiera llegar a ser perjudicial para tu organismo. Se trata de grasas vegetales de primera calidad, similares a las del aceite de oliva, por poner otro caso similar. De ninguna forma su consumo te afectará negativamente.

¿Qué puntos tienen en contra?

  • Tienen alta densidad calórica. Tienen casi 600 calorías por cada 100 gramos de producto. Esto reporta una de las densidades calóricas más elevadas que se encuentren en cualquier tipo de alimento.
  • Tienen mucha grasa. Si bien sus grasas son saludables, mucho de su contenido proviene justamente de los lípidos. Y, como es sabido, tú puedes estar entre esta lista de gente que le escapa a este tipo de nutrientes.
  • Comes una y no puedes parar. Así como son riquísimas, también cuesta ponerle freno a su consumo. Te comes una, y te quieres comer la bolsa entera. Si tienes control, ese no será tu problema. Pero, en cualquier caso, todo depende de tu fuerza de voluntad de saber cuándo tienes que parar de comerlas.

¿Qué dice la ciencia al respecto?

Luis “Centinel” Jiménez, a quien debes conocer bien por su genial blog “Lo que dice la ciencia para adelgazar” hizo un seguimiento exhaustivo sobre los cuantiosos estudios que hay en torno a los frutos secos en general, que tienen valores nutricionales muy similares entre sí. Al menos en lo que a calorías y grasas respecta.

Las conclusiones fueron absolutamente lapidarias, pues todos los estudios que repasó hablaban de, cuanto menos, el mantenimiento del peso por parte de las personas que consumían frutos secos a menudo. E incluso en más de una de las investigaciones, se encontró un efecto favorable.

Después habrá que preguntarse si esto corresponde con una cuestión de base: quienes consumen frutos secos pueden llegar a ser personas que tienen como hábito cuidar su alimentación. Pero, como sea, la ciencia por ahora está del lado de las deliciosas almendras.

El veredicto final

Las almendras no engordan. Obviamente, si te comes un kilo de almendras por día, seguramente vas a tomar mucha más grasa de la que tu cuerpo necesita, más calorías y tu economía se verá resentida notablemente. Pero puedes comer una ración de 30-50 gramos de ellas por día sin preocuparte.

Las grasas que te aportan son súper saludables, son ricas en fibra, son saciantes, te aportan vitaminas valiosísimas como la E y así podría seguir enumerando virtudes a su favor. Y si las comes en un contexto de una dieta libre de alimentos procesados, con una cantidad limitada de carbohidratos (sin consumo de refinados), tu base son las verduras y las frutas y además haces ejercicio físico, el resultado será inmejorable.

Por eso mismo, si te parece bien, dile que sí a las almendras sin temor alguno.

1024px-Mandorle_sgusciate

Otros frutos secos y semillas que puedes incluir en tu dieta

No sólo las almendras son provechosas en tu dieta. También puedes incluir algunas semillas y otros frutos secos que te proveerán de excelentes nutrientes por todo concepto.

  • Las nueces. Un caso muy similar al de las almendras. Tienen mucho a su favor, son ricas y te aportan propiedades geniales para tu organismo.
  • Semillas de girasol. Aprovéchalas sin culpa, siempre en su formato natural, mejor que mejor. Le van a dar otro valor a tus platos y te aportarán interesantes nutrientes. Crudas o tostadas, son riquísimas.

¿Cuál de estos frutos secos consumes en tu dieta?

Ver resultados

Loading ... Loading ...



Ningun Comentario

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Perder Peso - Remedios, trucos y consejos para adelgazar

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+